La AJB convoca a manifestarse el 28 M “Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres” exigiendo en todo el país la aprobación del proyecto de ley por el aborto legal presentado hace un año en el Congreso.

En 1987 se declaró el 28 de mayo como el “Dia Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres”, en el marco de la Conferencia de la Salud de las Mujeres llevada adelante por activistas y defensoras de los derechos feministas realizada en Costa Rica. El objetivo fue generar un día de lucha y reivindicación del derecho de la mujer de gozar de su salud de forma integral, incluyendo la libertad y la autonomía en cuanto a su sexualidad y reproducción.

En el marco de esa acción, la AJB adhiere a la propuesta de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Seguro, Legal y Gratuito y convoca este 28 de mayo a una manifestación virtual en el marco de los 15 años de su creación, para exigir el reconocimiento del derecho al aborto para las mujeres y personas con capacidad de gestar.

“Es de suma urgencia la aprobación del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo elaborado y consensuado por más de 700 organizaciones, que fuera presentado por octava vez consecutiva hace un año en el Congreso de la Nación y que cuenta con estado parlamentario”, expresó Débora Bertone, secretaria de Géneros e Igualdad de Oportunidades de la AJB.

El reconocimiento del derecho al aborto legal, seguro y gratuito es una gran deuda de la democracia para mujeres y personas con capacidad de gestar, como así también la urgente implementación en todo el país de la Educación Sexual Integral (ESI).

A su vez, es responsabilidad del Estado garantizar políticas públicas y de salud universales, integrales y con perspectiva de género. En ese sentido, en épocas de COVID-19 se vuelve urgente asegurar las condiciones de trabajo, de seguridad e higiene de las y los trabajadores de la salud que desarrollan su labor esencial asegurando el derecho a la salud de la población, y particularmente el derecho a la salud y los derechos reproductivos de mujeres y disidencias que en este contexto se ven aún más vulnerados.

A su vez, la Corte Suprema de Justicia de la Provincia y la Procuración General tienen una responsabilidad fundamental durante la situación de crisis sanitaria. En un momento en el que aumentan los contagios, se torna imprescindible la disposición de medidas para evitar las convocatorias a realizar trabajo presencial por encima de las guardias mínimas para garantizar la resolución de cuestiones urgentes –violencia de género y violencia familiar, entre otras cuestiones-, como así también las medidas que garanticen la provisión de elementos de cuidado personal y la limpieza de los edificios, mediante la implementación de protocolos acordados con el sindicato.

“Desde la Asociación Judicial Bonaerense, seguimos exigiendo además que se tenga en cuenta especialmente la situación de las trabajadoras judiciales en período de lactancia y la de aquellas que se encuentran al cuidado de niñas y niños en edad escolar, ya que en el 75% de los casos las tareas del cuidado y del hogar recaen habitualmente sobre las mujeres y en el marco del confinamiento obligatorio ese porcentaje se incrementa, afectando su salud física y psíquica”, finalizó Débora Bertone.

Etiquetas: