En sus tres años y medio de mandato, el gobierno de María Eugenia Vidal ha generado un serio retroceso en el sistema judicial bonaerense. Mediante un ajuste profundo y sistemático, ha recortado el salario real de las y los empleados y funcionarios judiciales, congelado el ingreso de personal en un contexto de fuerte crecimiento de la litigiosidad y reducido a un mínimo histórico la inversión en infraestructura.

La AJB realiza hoy una nueva medida de fuerza en toda la provincia, que tendrá continuidad las veces que sea necesaria hasta que el Ejecutivo retome el diálogo y se aborde en el ámbito adecuado una solución a los problemas que padece el Poder Judicial .

Etiquetas: