Durante el último fin de semana, en el edificio del Fuero Penal de Quilmes, hemos sufrido una inundación y la caída de gran parte del cielo raso por el colapso de las cañerías cloacales, afectando principalmente a diferentes dependencias del 4to y 5to piso del edificio. Esta situación podría haber terminado en una tragedia a no ser por el hecho de haber ocurrido durante el fin de semana.

Esta situación no es nueva. Desde hace años venimos exigiendo desde la AJB mejores condiciones de trabajo y denunciando el desfinanciamiento por parte del gobierno provincial. En las últimas horas quedó en claro que estos reclamos no son caprichosos: están en riesgo la vida y la seguridad de las trabajadoras y los trabajadores judiciales como así también de quienes concurren a los diferentes edificios del Poder Judicial en el intento de acceder a la justicia.

Frente a esta situación, durante la mañana del día de hoy, realizamos una asamblea en el hall del edificio de penales, la cual contó con gran participación de compañerxs y en la cual se definió el retiro de los lugares de trabajo en el día de la fecha y encontrarnos nuevamente mañana a las 8 hs en el hall de penales para decidir las medidas a tomar teniendo en cuenta las condiciones en las que se encuentre el edificio.

Nuestra Departamental ha sido testigo por segunda vez en dos semanas del ajuste que viene sufriendo el Poder judicial, ajuste que se manifiesta en la caída de techos, inundaciones, pérdida de cientos de expedientes y poniendo en riesgo la integridad de las trabajadoras y trabajadores y afectando el acceso a la justicia.

¡Por esto es que exigimos al gobierno provincial, a la Corte Suprema y al Ministerio Público que garanticen inmediatamente condiciones dignas para poder trabajar!