La decisión de realizar una nueva medida de fuerza en el sector fue tomada por la AJB a partir de la decisión unilateral e intempestiva de la Suprema Corte de suspender, minutos antes de concretarse, la reunión con funcionarios de distintas áreas del máximo Tribunal donde se abordarían los diferentes reclamos llevados adelante por lxs trabajadorxs de las Oficinas de Mandamientos y Notificaciones.

Es por eso que el gremio judicial dispuso reanudar las medidas de fuerza suspendidas mientras se avanzaba en el diálogo con el empleador, y de esta manera convocar a un paro total de actividades para el próximo martes 10 de julio.